La cueva de la marihuana

Para muchos podría ser su sueño hecho realidad, para los narcotraficantes era el negocio perfecto y para las fuerzas antinarcóticos de Nashville se había convertido en una obsesión. La Cueva de la Marihuana era un negocio multimillonario que generaba unos ingresos de unos 7 millones de dólares al año. Finalmente en diciembre de 2005 fue descubierta y sus dueños detenidos.

 La cueva estaba situada bajo una lujosa casa de campo en el condado de Trousdale, Tennessee, y albergaba un increíble centro de producción hidropónico de marihuana que era capaz de generar de 12 a 14 cultivos anuales de 1.000 plantas cada uno. La casa estaba completamente vacía, carecía de muebles, cortinas e incluso electrodomésticos. Tenía una entrada secreta en el garaje que se abría mediante un dispositivo hidraúlico y que conducía, a 12 metros de profundidad, a una red de cuevas de unos 76 metros de longitud. La cueva estaba completamente equipada, contaba con aire acondicionado y disponían de una pequeña oficina, una zona de dormitorio con literas, aseo y duchas, así como dos grandes salas donde se albergaba el grueso de la producción de marihuana. Una de estas salas se destinaba a las plantas inmaduras que se encontraban en fase de desarrollo. La otra estaba dedicada a las plantas adultas que estaban a punto de ser cosechadas.

El sofisticado sistema de control de luz y temperatura mantenía esta a un nivel constante de 30.5 grados, lo que permitía crecer a las plantas mucho más rápidamente que estando al aire libre. Cada ocho semanas la instalación producía 45 kilogramos de marihuana. Constaba también con una zona de trabajo, separada de la zona de producción, donde procesaban y empaquetaban la marihuana.

entrada a túnel con apertura hidraúlica

Para evitar ser arrinconados en el eventual caso de una redada, la instalación contaba con un túnel de escape. Este partía de una de las zonas de cultivo y contaba con una escalera retráctil que podía ser fácilmente escondida. El túnel de escape finalizaba a unos 90 metros de distancia de la casa, desembocando en una trampilla escondida bajo una roca que se abría mediante un dispositivo hidraúlico.

trampilla de salida del túnel huída

El cerebro de la operación era Fred Strunk, de 63 años de edad. A las autoridades les costó llegar a determinar su verdadera identidad, ya que no contaba con antecedentes y poseía diversas documentaciones con nombres distintos. Su negocio en la cueva de la marihuana le permitió amasar una fortuna y comprarse lujosos coches, un barco y casas en Florida y Tenessee. Fred contaba con la ayuda de otras dos personas, Brian Gibson y Greg Compton, que eran las que controlaban el día a día del negocio.

La producción era tan abundante que necesitaban ayuda externa para cosecharla. Contrataban en el Estado de Arizona a media docena de trabajadores hispanos y los trasladaban hasta Tenessee. Durante parte del trayecto los cristales del vehículo en el que los trasladaban eran tapados para evitar que reconocieran el trayecto. Cuando se acercaban a la cueva se les tapaba los ojos a los trabajadores para evitar cualquier tipo de riesgo. Además, como medida de precaución, vendían su producción fuera del condado de Trousdale.

Cuando construyeron la casa, así como las instalaciones en la cueva, Fred Strunk pidió a la compañía eléctrica que instalara un transformador más grande del habitual. Pero no fue suficiente y tras cuatro años de producción descubrió que necesitaba un suministro eléctrico mucho más grande para alimentar todas las lámparas necesarias para el cultivo de las 1.000 plantas de marihuana.

Ante el temor de levantar sospechas si solicitaba un suministro eléctrico mucho mayor, Fred sopesó la posibilidad de reducir las cosechas a la mitad de su volumen. Pero eso supondría reducir también a la mitad los suculentos beneficios. Finalmente optaron por robar suministro eléctrico mediante un enganche ilegal a la red. Esa fue su ruina. La compañía detectó un gran fraude y se decidió a investigar. Localizaron la casa donde suponían que se estaba cometiendo el fraude y enviaron un empleado. Cuando este se acercó a la casa, vió que esta se encontraba vacía, sin ningún tipo de mobiliario, lo que le pareció muy raro. Al poco salió de no se sabe donde un hombre armado que le expulsó de la propiedad. La compañía eléctrica informó a la policía y, tras contrastar diversos datos e informaciones, pudieron finalmente detener a los traficantes y registrar la propiedad. Se llevaron una sorpresa mayúscula cuando descubrieron la magnitud y sofisticación de las instalaciones.

Algunas fuentes apuntan a que en realidad se trató de un soplo, un informador anónimo. Posiblemente una persona descontenta con Fred Strunk o implicada de alguna forma en su negocio. En cualquier caso, es extraño que alguien tan cuidadoso que había preparado una infraestructura tan grande y un plan tan meticuloso no tuviera en cuenta que la compañía eléctrica detectaría el fraude y que eso suponía un gran riesgo.

Los dos empleados de Fred Strunk declararon en el juicio contra él y este se declaró culpable. Fue condenado a 18 años de prisión y a indemnizar a Tri-City Electricity con $61,000 por el fraude en el suministro.

Adjunto un informe del Departamento de Justicia de EE.UU. en el que se hace referencia a este caso. Página 30 del pdf o 26 del documento.

Domestic Cannabis Cultivation Assessment 2007

About these ads

3 pensamientos en “La cueva de la marihuana

  1. Increible, pero cierto. Muy buen reportaje, nos gusta mucho y la información es muy interesante! Nos gusta mucho tu blog y las entradas, 100% buenas!

    Nosotras hemos empezado esta semana un blog sobre los asesinos serials de la historia, intentando desgranar cada día parte de la historia. Y los domingos tenemos especial de asesinos de ficción. Si quieres pasarte por nuestro blog y dejar alguna sugerencia o comentario, será muy bienvenido!

    Gracias y te seguiremos leyendo!

    http://lahuella-delcrimen.blogspot.com/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s