Antidisturbios. La serie

Poca confianza me merecen las series españolas de temática criminal o policial. Partamos de esa base. Suelen estar mal documentadas, pobremente dirigidas y tristemente interpretadas. Así que las expectativas no son muy halagüeñas a la hora de sentarse a ver ANTIDISTURBIOS. Aunque llega un rurun de buenas críticas.Y, oh mi sorpresa, el primer capítulo vuela. La tensión se masca. Las interpretaciones muy buenas (grande Hovik). La ambientación creíble. Los uniformes son los adecuados. Los rangos son correctos. Se muestra la jerarquía de esas unidades UIP, antidisturbios. Incluso ruedan en su base real.

Hacer una buena serie, como una buena película, tiene su dificultad. Sino más. Hay que mantener el nivel durante más tiempo. Y aquí ocurre. El guión es bueno, muy bueno. La dirección soberbia. La ambientación, esa cosa que parece fácil pero que da credibilidad a todo el conjunto, acertada.

La serie triunfa al exponer varios asuntos aparte del propio equipo de antidisturbios. Está muy bien traído el tema del desamparo de los operativos que trabajan en la calle. Han de intervenir sin los medios adecuados y en situaciones muy complicadas. Se  plantea también la desconexión entre el mundo judicial, sentaditos en su despacho, y los policías que han de implementar sus decisiones.Introduce también la cuestión de la CORRUPCIÓN. Con letras mayúsculas y sistémica. Con un personaje que es un trasunto de Villarejo y sus “cosillas”. Y los de a pie, policías o no, a sufrir las consecuencias. Y también la corrupción judicial, ese elefante en la habitación del que nadie parece querer hablar.

Los policías antidisturbios, esos monstruos, son mostrados en su vida personal. Anodina y difícil como la de cualquier otro. Buenos padres, malos maridos. Con dificultades para llegar a fin de mes. Divorcios a sus espaldas, que se rompen por el peso de la vida y el trabajo.

La serie bebe claramente de “los grandes”: The Wire y The Shield. Dos de las series referente, no solo en el mundo de las series de temática policial, sino en el de las series en general. Muestra en trabajo policial imperfecto, como las personas que lo llevan a cabo. Son seres humanos de carne y hueso, como todos nosotros. Ni ángeles ni demonios, por más que a alguno le gustara.

El trabajo policial es duro y necesario. El trabajo de antidisturbios es además poco apreciado socialmente, cuando no directamente repudiado. Requiere un gran espíritu de equipo y el apoyo mutuo, pues la supervivencia depende del compañero.

La serie ha sido duramente criticada por sindicatos policiales por dar una mala imagen del trabajo policial. Y no real, dicen. Bueno, esos mismos sindicatos dejaron hace tiempo ser un referente objetivo, sin entrar en detalles. La serie es ficción, pero refleja un mundo imperfecto con personas imperfectas que realizan un trabajo imperfecto. Es una muy buena serie. Y bien documentada. Y si tuviera que elegir preferiría esta imagen de la policía a esa que hace bailecitos en Tik Tok para animar al personal.
ResponderReenviar

Breve paronama actual del crimen organizado

Organized-Crime-Map

La delincuencia organizada goza de buena salud. Su situación es estable, incluso prometedora, a pesar de los esfuerzos de Gobiernos y agencias policiales.

El narcotráfico continúa siendo, un año más, la principal fuente de financiación de las estructuras criminales organizadas. La estrella sigue siendo la cocaína, seguida de los productos derivados del cannabis (marihuana y hachís principalmente), heroína y con las drogas sintéticas en aumento constante. Sigue leyendo

Armas eléctricas disimuladas

TF detfensa electrica 3

Las armas eléctricas, también conocidas como defensas eléctricas o picanas, se han extendido como medio de defensa en la actualidad. En algunos países las fuerzas policiales disponen de estas herramientas. El peligro viene cuando se encuentran en manos de particulares y, sobre todo, en dispositivos camuflados. Sigue leyendo

Los nuevos web narcos

shiny flakes

El tráfico de drogas está en constante evolución. Nuevas sustancias, sintéticas en su mayor parte, aparecen en el mercado tratando de satisfacer las necesidades de uno usuarios deseosos de placer y evasión, pero quizá la mayor revolución del narcotráfico ha sido Internet y el comercio electrónico. Sigue leyendo

Doblemente “infraganti”

1425918666_489501_1425920093_sumario_grande

Un yate de nombre “Infraganti” fue interceptado por las autoridades cuando transportaba cerca de 300 kilogramos de cocaína en las proximidades de la costa valenciana. Los tres tripulantes detenidos eran de origen serbio, montenegrino y croata. Sigue leyendo

Las máscaras del crimen

ConradZdzierak_BlkMask1-420x250

El empleo de disfraces y otro tipo de sistemas de ocultamiento de la identidad forma parte habitual del delito. Los criminales procuran ocultar su rostro a la hora de delinquir y, en última instancia, van un paso más allá tratando de disimular su aspecto para confundir a los testigos y, por ende, a la policía. La evolución de estos conceptos ha llevado a algunos delincuentes a emplear máscaras de todo tipo. Además, la tecnología actual permite emplear medios bastante sofisticados de corte cuasi cinematrográfico.

Sigue leyendo

La nueva figura del “arrepentido” en Francia

PHOb0f50668-7012-11e4-a3f5-6d44d03b0dc1-805x453

Por su interés reproduzco a continuación artículo publicado en LE FIGARO:

Pronto los delincuentes podrán “colaborar con la justicia francesa. El Estado ha
dado los últimos retoques a la figura del “arrepentido”.

Sigue leyendo

Liberado ciudadano español secuestrado en Venezuela

cicpc11

El pasado 5 de noviembre fue liberado en Venezuela el ciudadano español Carlos Maria Irigoyen, de 42 años, que había sido secuestrado el lunes día 3 de noviembre cuando salía de su residencia en la urbanización El Chara de Charallave, para llevar a su hija al colegio a bordo de su camioneta. La familia había recibido una llamada telefónica pidiéndoles una cantidad de dinero y dándoles un plazo de 3 días para hacer efectivo el pago.

Irigoyen fue rescatado en el sector Piloncito, al final de la autopista Charallave-Ocumare, a 200 metros de la urbanización Betania 1, ubicada en el sector Pueblo Nuevo. Estaba retenido en un desagüe en medio de una zona boscosa debajo de un puente de la autopista.

La liberación ha sido realizada de edad por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), produciéndose un enfrentamiento armado en el que ha resultado muerto uno de los secuestradores.