La influencia de los medios. Historia del asesino de la baraja.

Pueden los medios de comunicación determinar la conducta de un asesino?, ¿pueden influir en un psicópata para que de “el gran paso” y comience a matar?. Alfredo Galán Portillo comenzó matando y posteriormente empezó a dejar naipes de la baraja porque los periódicos ya le habían bautizado como “el asesino de la baraja”. A él no se le había ocurrido.

En enero de 2003 Alfredo Galán comenzaba su particular experiencia criminal que duraría hasta julio de ese mismo año acarreando consigo seis asesinatos y tres intentos de asesinato. Finalmente acabó entregándose en estado de embriaguez a la Policía. Decía estar desesperado porque no le capturaban y quizás buscaba el “reconocimiento” por sus logros.

Uno meses antes, en octubre de 2002 John Allen Muhammad y su compinche sembraron el terror en el área de Washington EE.UU. matando a diez personas con un rifle de francotirador. Se le conoció como el francotirador de Washington, pero también con otro sobrenombre “el asesino del Tarot” ya que dejó alguna carta del tarot con mensajes para la Policía en la escenas de los crímenes. Este caso salió en todos los medios y tuvo una gran repercusión internacional. ¿Pudo tener alguna influencia en la decisión de Alfredo Galán de comenzar a matar?, quizás.

Según declaró Alfredo Galán tras entregarse, comenzó a matar movido por una extraña necesidad de saber lo que se sentía y para demostrar lo fácil que era. Tenía la oportunidad, ya que disponía de una pistola Tokarev calibre 7,62 adquirida ilegalmente durante una misión en Bosnia con el Ejército. Realmente nunca pensó en dejar naipes de la baraja en la escena de los crímenes. Pero apareció un naipe por casualidad en una de las primeras escenas del crimen y los periodistas que se enteraron de ello le bautizaron con el sobrenombre del “asesino de la baraja”. A partir de entonces Alfredo Galán fue dejando naipes de la baraja en las siguientes escenas del crimen. Aunque no en todas, quería despistar a la Policía.

Trayectoria criminal

4 de enero 2003, el primer asesinato. Juan Francisco Ledesma, portero de un edificio en la calle Alonso Cano de Madrid, se convirtió en la primera víctima del asesino del naipe. Un disparo acababa con su vida ante los ojos de su hijo pequeño.

5 de febrero de 2003, segunda muerte. Un trabajador de la limpieza recibió un disparo en la parada de autobús del barrio de Alameda de Osuna de Madrid, junto al aeropuerto de Barajas. Aparece el primer naipe de la baraja. Tan sólo doce horas después, en una especie de arrebato sanguinario, Alfredo Galán entra en el bar Rojas de Alcalá de Henares y dispara contra todas las personas que se encontraban en el interior del mismo matando a dos personas y dejando un herido grave. Disparó contra el camarero –un tiro en la frente–, contra una señora que llamaba por teléfono –un tiro en el ojo– y contra la dueña del bar y madre del primero. Recibió tres balazos y quedó malherida, pero logró salvarse.

7 de marzo, 03:00 a.m., Tres Cantos (población cercana a Madrid, reaparece el asesino. Eduardo y Ana, dos jóvenes ecuatorianos, tras regresar de fiesta se encuentran en un portal despidiéndose. Por desgracia para ellos el asesino estaba de caza. Aparcó el vehículo en la siguiente manzana y se les acercó, sacando la pistola dispara a Eduardo a bocajarro. Ante lo sucedido, Ana se agacha y se tapa la cabeza intentando protegerse, el asesino le apunta por la espalda y no duda en disparar pero el arma se encasquilla con una redecilla de ajos que había cosido a una arandela de plástico para recoger los casquillos. El asesino se da cuenta de que tardará demasiado en reparar el mecanismo y decide abandonar la escena no sin antes lanzar un nuevo naipe, esta vez, el dos de copas. Tras 10 operaciones, Eduardo logró salvar la vida pero el disparo le destrozó la mandíbula.

18 de marzo, Arganda del Rey (población cercana a Madrid). Era asesinado un matrimonio de origen rumano sin mediar palabra. El 3 y el 4 de copas aparecían junto a los cuerpos lo que identificaba claramente que el “asesino de la baraja” había vuelto a actuar.

La investigación contemplaba diversas hipótesis, incluida la posibilidad de que hubiera una competencia o reto criminal entre individuos, que se pasarían la pistola Tokarev –ya que siempre era utilizada la misma pistola–, que tendrían por objetivo crear un clima de terror entre la ciudadanía.

Los investigadores de homicidios abrieron una línea principal de investigación: buscaban un militar. Los estudios balísticos establecieron que se trataba de una pistola Tokarev, un modelo antiguo de origen ruso que era muy difícil de conseguir en España.

La sucesión de asesinatos y el protagonismo que se le otorgó en los medios de comunicación provocó una gran alarma social, falsas pistas, testimonios confusos… que interponían obstáculos a la investigación policial. La Delegación del Gobierno de Madrid difundió retratos robot del Asesino de la Baraja -realizados a través de las descripciones de los testigos- y activó un teléfono gratuito para recabar cualquier pista sobre los homicidios.

El 3 de julio de 2003, para sorpresa de muchos, se entregó en la comisaría de Puertollano (Ciudad Real), diciendo haber matado a seis personas y haberlo intentado con otras tres. En un primer momento los policías que le atendieron no le prestaron atención, pero ante la insistencia de Alfredo Galán contactaron con agentes de homicidios de Madrid que llevaban el caso. Los datos que aportó así como los detalles de los crímenes solo podía significar que estaban hablando con el asesino. Dijo que se entregaba harto de que la policía no diera con él.

Declaraciones y el juicio

Alfredo Galán Portillo reconoció los hechos primeramente ante la Policía y posteriormente también ante el juez de instrucción de Puerto Llano. Pero ya es bien sabido que, a medida que pasa el tiempo, los ánimos se calman, los efluvios del alcohol disminuyen y, quizás lo más importante, los consejos legales de los abogados surten su efecto. Fue trasladado a la capital y negó los hechos al declarar en el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, contando una versión diferente, increíble y enrevesada. Pero ya era demasiado tarde, no había vuelta atrás.

En sus primeras declaraciones, las buenas, dijo que mataba para saber qué se sentía, y que comprobó que no sentía otra cosa que indiferencia. También afirmaba que elegía las víctimas al azar, que le daba igual matar a uno que a otro. También manifestó que daba los buenos días a sus víctimas antes de dispararlas porque ” la educación es lo primero en la vida”. Respecto a la pistola Tokarev, dijo que la compró en un bar de Mostar (Bosnia) por 400 euros, mientras estaba desplegado en Misión Internacional durante su etapa en el Ejército.

Finalmente, la Audiencia madrileña condenó a Alfredo Galán a 142 años y 3 meses de cárcel como autor de un delito de allanamiento de morada, tenencia ilícita de armas, seis asesinatos consumados y tres en grado de tentativa. De acuerdo con la ley española, el ‘asesino de la baraja’ no cumplirá más de 25 años de cárcel.

¿Fueron los medios los que impulsaron a Alfredo Galán a matar imitando a otros asesinos?, difícil de decir, lo que si que manifestó en esas primeras declaraciones espontáneas y no “viciadas” es que empezó a dejar naipes de la baraja porque los medios ya le habían bautizado como el “asesino de la baraja”. El ego de este joven inseguro e introvertido, que no llamaba demasiado la atención, se retroalimentaba por lo publicado en los medios, y en su confusa cabeza se mezclaba finalmente el deseo de reconocimiento por sus “logros” y el temor a ser capturado.

Un pensamiento en “La influencia de los medios. Historia del asesino de la baraja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s