Drones espía

Se ha presentado en la Black Hack Conference de Las Vegas un prototipo de drone (avión espía no tripulado) capaz de espiar las redes Wi-Fi, interceptar las llamadas realizadas por estas redes e incluso realizar ataques de denegación de servicio.

Con un coste aproximado de 4.200€ los desarrolladores convirtieron el modelo de drone del Ejército FMQ-117B U.S en su avión personal de espionaje no tripulado, dotado de herramientas para hackear redes Wi-Fi tales como captadores de números IMSI y una antena para rastrear torres de telefonía GSM e interceptar llamadas. Cuenta así mismo con un rastreador de redes y un diccionario con 340 millones de palabras para romper contraseñas por el sistema llamado de “fuerza bruta”.

La intercepción de llamadas de las torres de telefonía GSM está basada en una estación base de telefonía que incorpora el drone, este engaña a los terminales que se encuentren en su radio de acción y desvía las llamadas salientes a través del drone en vez de utilizar las torres de las compañías.

Es posible, incluso, desencriptar las llamadas ya que este dispositivo engaña a los terminales telefónicos descrifando el contenido y los detalles de la misma antes de ser reenviada a su destinatario o redirigida a donde desee el controlador del drone.

El drone pesa 6.3 kilogramos y mide 1.8 metros. Según las regulaciones de la navegación aérea en EE.UU el drone solo puede volar por debajo de los 122 metros de altura, pero esto es suficiente para anular cualquier ruido que el drone pueda producir y volar en círculos discretamente.

Se puede programar con coordenadas GPS y Google maps pero requiere control remoto para el despegue y el aterrizaje.

Mike Tassey, uno de los creadores y consultor de seguridad en Wall Streety así como en la Inteligencia de EE.UU., dijo en su presentación que si ellos fueron capaces de construir un drone personal, otros podrían ser capaces también, refiriéndose a criminales y terroristas. Esto debería ser tenido en cuenta por el sector de la seguridad.

La experiencia ha demostrado que las grandes organizaciones criminales reclutan a expertos e ingenieros para que les ayuden a mejorar sus sistemas de comunicaciones, transporte de mercancías (narcosubmarinos) e incluso implementar sus propios sistemas de Inteligencia y contravigilancias.

Como toda innovación tecnológica, los drones espía tienen múltiples usos, buenos y malos. Los hackers podrían emplearlos para sobrevolar empresas y robar información o realizar ataques de denegación de servicio. Puede, también,  interrumpir la comunicaciones del objetivo. Incluso, un drone, se puede utilizar para identificar a una persona entre una multitud a través de su teléfono móvil y seguir sus movimientos.

Por supuesto que también tiene grandes utilidades en el campo civil, como proveer de servicios telefónicos en un área afectada por un desastre.

http://www.wired.com/threatlevel/2011/08/blackhat-drone/

http://www.youtube.com/watch?v=AdrUpmsyMZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s