Escuela de sicarios

El 20 de enero de 2008 en Tijuana, México, efectivos de la Policía Federal descubrieron un inmueble habilitado como galería de tiro y taller de reparación de armas de todo tipo. Estas instalaciones eran usadas por los narcos para practicar sus habilidades de disparo así como para reparar y modificar las armas cambiándoles el estriado del cañón y así tratar de despistar a los peritos policiales.

La casa se encontraba ubicada en la calle Reforma nº 716 y se supone que servía como centro de adiestramiento para el Cártel de los Arellano Félix. Del interior se recuperó el siguiente material:

· 24 armas largas de diferentes calibres. Entre las que hay R-15 y AK-47. Tres de ellas son ametralladoras utilizadas por las unidades tácticas de las fuerzas armadas.

· 19 armas largas desmontadas

· 30 mil cartuchos útiles de diferentes calibres.

· 200 cargadores de distintos calibres.

· 2 camionetas blindadas.

· 2 camionetas con compartimentos ocultos.

· 1 vehículo Chevrolet Cavalier.

El descubrimiento del inmueble se produjo días después de la detención de 4 sicarios del Cártel Arellano Félix tras una balacera con fuerzas del orden en una mansión conocida como “la Casa de Piedra”, en la calle de Agua Prieta, al sur de Tijuana. Probablemente, la información sobre la ubicación de la galería-taller provenga de los datos obtenidos tras esas detenciones. Cuando la Policía Federal pudo finalmente localizarla ya se encontraba vacía.

A la galería de tiro subterránea se accedía a través de un compartimento oculto bajo un lavabo. Las paredes de cemento de la galería estaban recubiertas con dos centímetros de madera y seis de esponja acústica. Tenía un complejo sistema de extracción de aire para evitar la sofocación por la pólvora.

Los cárteles de la droga, además de reclutar entre sus filas a multitud de ex-policías y ex-militares, se preocupan de que sus sicarios cuenten con armamento adecuado y de que mejoren sus habilidades en el manejo de las armas.

Video en el que se ve una actuación poco profesional de sicarios. Uno de ellos se cae perdiendo su AK-47 y posteriormente es disparado por error por uno de sus compinches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s