Robots en la lucha contra el narcotráfico

El empleo de los túneles que atraviesan la frontera entre México y los Estados Unidos por parte de los narcos es un hecho conocido desde hace tiempo. Comprobar e inspeccionar estos túneles, una vez que son descubiertos, no es tarea fácil. Numerosos peligros pueden acechar a los agentes. Escasez de aire, trampas en su interior, frágil construcción, incluso puede ocurrir que sean tan estrechos que una persona de constitución normal no pueda atravesarlo. Para tratar de facilitar algo se trabajo los agentes de la Tunnel Task Force cuentan con la ayuda inestimable de un robot de 36 kilogramos de peso.

La Tunnel Task Force es una unidad combinada de varios cuerpos policiales estadounidenses que trabajan en la frontera (en el lado de EE.UU.), y su misión se centra exclusivamente en la localización de estos túneles. Entre los cuerpos que participan en la Task Force se encuentran el ICE (Inmigration and Customs Enforcement), la DEA, y la Patrulla Fronteriza.

Este robot combina equipamiento para tomas de muestras de aire, así como un sistema de iluminación y una cámara. Se desplaza sobre orugas y es controlado mediante un cable. Los agentes pueden desplegarlo a lo largo de 150 metros para saber si el túnel es lo suficientemente seguro para que un agente se introduzca en el.

Antes de sellar los túneles con cemento los agentes han de investigar el interior de los túneles. Pueden recuperar mucha droga y obtener importante información que les conduzca a realizar detenciones a ambos lados de la frontera. Es ahí donde la ayuda del robot resulta valiosa.

Hasta ahora estos robots no han encontrado a ninguna persona dentro de los túneles mientras los inspeccionaban, pero también es cierto que el robot se desplaza tan despacio que daría tiempo a huir a los presuntos traficantes.

El primer robot entró en funcionamiento en 2008. Otro de los motivos que determinaron el empleo de robots para las inspecciones de los túneles fue el hecho de que los equipos de transmisiones no funcionaban en su interior, con lo que el riesgo para los agentes era mucho más elevado ante cualquier imprevisto.

Este tipo de tecnología supone un apoyo importante para el trabajo policial, pero como dice algún veterano agente “sin un buen trabajo policial de base esta tecnología no es de gran utilidad”.

Más información sobre los túneles de la droga:

https://mundocriminal.wordpress.com/2011/08/15/los-tuneles-de-la-droga/

Fuente de la noticia:

http://www.wired.com/threatlevel/2011/12/robot-tunnels/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s