Pederasta en serie aterroriza Madrid. Operación Candy

Hechos

El pederasta de Ciudad Lineal (Madrid) se ha convertido en el enemigo público número uno. Sus execrables acciones se repiten cada vez con mayor frecuencia y temeridad, sin que las autoridades sean capaces de detenerlo, por el momento. Desde los tiempos del “Solitario” y del “Asesino de la baraja”, no se veía una caza del hombre tan mediática y unos hechos criminales con tanta repercusión social. Pero, ¿quién este sujeto? y ¿cuáles han sido sus acciones hasta el momento?

-POSIBLES HECHOS ATRIBUÍDOS AL PEDERASTA DE CIUDAD LINEAL

septiembre 2013
El secuestrador captó a la menor víctima mulata (dominicana 1) en la esquina de Hermanos García Noblejas con Alcalá y la subió a un coche, pero no la trasladó a ningún piso sino que la agredió sexualmente en su propio vehículo.
No está confirmado que se trate del posteriormente conocido como “el pederasta de Ciudad Lineal” pero el tipo de agresión y la manera de capturarla hacen pensar a la policía, que están ante el mismo delincuente.

10.04.14. AM
Un sujeto abordó a una menor de origen japonés (adoptada) en la calle de Torrelaguna. La niña opuso resistencia y se zafó del rapto. Se cree que el pederasta, frustrado por ello, horas después secuestraría a la niña española de 9 años.

10.04.14 PM
El agresor abordó a la niña española de 9 años en el parque de San Juan Bautista (calle Cidamón), cuando iba a comprar gominolas , la introdujo en un vehículo.
La víctima apareció desorientada por el consumo de algún medicamento cinco horas después (fue encontrada a la 01.28 de la madrugada, junto a la boca de metro de la estación de Canillejas, por una mujer, que observó la pequeña estaba deambulando desorientada por las cercanías de la boca de metro). Necesitó atención en el hospital La Paz.
La niña jugaba con sus amigas en el parque, cuando un hombre que había estado tomando fotos en esta zona verde se le acercó. Los niños habían entrado en un comercio cercano para comprar unas chucherías. Cuando salieron, el hombre le dijo a la menor que le acompañara: “Tienes que venir conmigo que ya he hablado con tu madre y tenemos que ir a probarte ropa”. el secuestrador la llamó por su nombre.
La secuestrada describió una terraza con rejas durante su cautiverio, por lo que se cree que podría vivir en un bajo con barrotes. La niña describió un piso como en obras o en mudanza, lo que hace pensar a la policía que no están ante la primera vivienda del pederasta.  Tras consumar la agresión el pederasta bañó a la niña para no dejar ningún tipo de rastro.

La descrición del autor responde a las siguientes características: hombre de unos 35 años, de estatura media y con flequillo, con barba de pocos días.
La niña dijo que cuando su secuestrador la metió en el coche no le abrió la puerta, sino que abatió un asiento, algo en lo que coincide con la cría dominicana 1.
Comienza la Operación CANDY

La-Policia-de-Madrid-busca-al-_54410213654_53699622600_601_341

17.06.14
En este caso la víctima es una niña china de 6 años, que fue secuestrada en la calle Luis Ruiz, del distrito de Ciudad Lineal, mientras jugaba en la calle, cerca del comercio que regentaban sus padres. Como en el caso anterior, la niña fue narcotizada con benzodiazepinas, se la llevó al piso para agredirla y, tras bañarla, la dejó en la calle Jazmín, 7 kilómetros al norte de donde se la llevó.
La Policía la encontró cuatro horas después, en una calle del mismo barrio, y en estado de shock. La pequeña, tuvo que ser trasladada al hospital de La Paz, donde permaneció ingresada durante más de diez días a consecuencia de las terribles heridas sufridas durante la agresión sexual.
Para entablar contacto con la niña el secuestrador se interesó por la confección de pulseras con gomas que realizaba la menor.

Varios testigos aseguraron haber visto a un hombre bien vestido, canoso y con gafas acercarse a la niña. Algunos aseguraron incluso que iba acompañado de otro hombre de más edad, por lo que tal vez no actúe solo. En cualquier caso todos estas declaraciones de posibles testigos hay que tomarlas con cautela.

22.08.14
Una pequeña de origen dominicano (dominicana 2) y 7 años de edad, fue raptada sobre las 18.30 horas entre las calles de Torquemada y de Tribaldos. Ahí se esconde un pequeño parque infantil donde el secuestrador consiguió llevarse a la niña aprovechando un descuido de sus abuelos.
Desde que se llevó a la niña de la calle de Torquemada, en el distrito de Hortaleza, hasta donde la dejó finalmente, en la calle de Mequinenza en el distrito de San Blas, en coche se tarda poco más de diez minutos. Como el secuestro duró casi una hora y media, queda determinar dónde pasó el tiempo restante y en qué zona estuvo.
El hombre la había engañado diciéndole que sus abuelos le habían mandado para que la recogiera y fueran a comprar regalos.
Una testigo aseguró que le vio salir del coche acompañado de la niña y que luego se dirigió con la menor a un descampado cercano a la A-2. Según este testimonio, el delincuente es un hombre corpulento, de 1,75 centímetros de altura, con la cara fina, pelo claro, casi rubio, y de entre 35 y 40 años de edad.
«Era un hombre con el pelo corto, muy corto, y claro, casi rubio», bajaba de un vehículo y abría una de las puertas de atrás, donde estaba una niña de aproximadamente 1,30 metros, de rasgos mulatos y con dos coletas», prosiguió. «Portaba una mochila e iba adecentado con una camiseta sin mangas. Estaba fuerte. Daba la impresión de que tenía los brazos muy musculosos de ir al gimnasio».
Los especialistas también se han centrado en la declaración de la menor. Esta se ha convertido en una testigo privilegiada del pederasta, ya que no fue narcotizada como las anteriores. La menor sólo sufrió tocamientos en el descampado por parte del agresor que huyó por causas que ahora se trata de dilucidar. Es posible que tuviera algún imprevisto que trastocara sus planes, por lo que al no podérsela llevar a un domicilio no logró consumar agresiones mayores para las que necesita narcotizar a las niñas y posteriormente lavarlas.
El secuestro ha tenido lugar en el parque de una urbanización privada. Una zona que cuenta con cámaras de video vigilancia y además, con dos guardias de seguridad.

 

-PERFIL
Nos encontramos ante un pederasta de entre 30 y 40 años que conoce muy bien la zona (Distritos de Ciudad Lineal, Hortaliza y San Blas). O bien vive o ha vivido allí, o bien trabaja en la zona desde hace mucho tiempo.
La descripción que las niñas y algunos testigos hacen del secuestrador arroja algunas diferencias. Todas ellas hablan de un hombre alto y de mediana edad, pero el testimonio de las últimas difiere de los anteriores en que la pequeña ha afirmado ante la policía que éste tenía una complexión fuerte, mientras las otras sostienen que es un varón delgado.  Los agentes se ven en serias dificultades, debido a la edad de las víctimas, para diseñar un retrato de la persona que está detrás de los raptos.
Como otros depredadores sexuales en serie, el pederasta de Ciudad Lineal va depurando su técnica con el paso del tiempo. Al principio no narcotiza a las menores ni las lleva a un domicilio. Igualmente, su deseo sexual, que se ve recompensado con las agresiones, va en aumento e igualmente se incrementa la gravedad de las agresiones a las que son sometidas las menores, salvo en el último caso del 22 de agosto (en el que sus planes puede que se vieran frustrados por algún motivo desconocido).
“este individuo puede pasar totalmente desapercibido en su círculo cercano. Es una persona que tiene atracción preferente por los menores pero que a su vez en su vida normal viven en pareja y su vida social es muy normal. No hay nada en ellos que llame la atención de los demás”, explica el psiquiatra y médico forense, Lluis Borrás.
El pederasta de Ciudad Lineal arriesga mucho, probablemente movido por un irrefrenable ánimo sexual. A pesar de que planifica en cierta medida sus acciones el factor suerte le acompaña, y el éxito de sus agresiones le motiva también a seguir cometiendo más.
En investigación criminal se sabe que no existe el crimen perfecto. Todos los delincuentes cometen fallos, algunos más numerosos o graves y otros menos. Forma parte de la condición humana su falibilidad. Este caso no es una excepción. Se trata de un delincuente organizado, pero no de un genio criminal, ni mucho menos.
Se ha comentado en los medios que conoce los procedimientos policiales y de investigación criminal, ya que lava a sus víctimas después de agredirlas. Bueno, hoy en día tampoco hay que tener un Máster del FBI para conocer los rudimentos de la investigación criminal. El cine, la televisión y otros medios nos inundan todos los días con casos criminales y procedimientos de investigación.
El criminal droga a algunas de sus víctimas con medicamentos como Valium u Orfidal (medicamentos de la familia de la benzodiazepina). Y la policía cree que lo mezcla con algún otro fármaco que aún no ha podido ser determinado. Es posible que el sujeto haya sido objeto de tratamiento psiquiátrico o psicológico en el que se le recetó alguno de estos medicamentos.
El perfil realizado por la policía del pederasta es este:
Se busca a un hombre que se mueve en un coche de dos puertas. Seguramente tenga algún antecedente por un delito sexual menor. De buen aspecto y apariencia, de buenos modales. Y que probablemente vive con su familia. Incluso puede estar casado y tener sus propios hijos. El tipo no devuelve a las niñas al cabo de cuatro o cinco horas porque se cansa de ellas o por piedad. La policía cree que tiene que regresar a su casa, a su otra vida. Además, el hecho de que las deje en lugares visibles, para que sean encontradas, hace pensar a los investigadores que quiere tranquilizar su conciencia, dejarlas “sanas y salvas”, aunque las haya sometido a los peores horrores.

 

-ALARMA SOCIAL
Pocos hechos despiertan mayor rechazo que los crímenes o delitos cometidos contra niños. Si a esto le unimos connotaciones sexuales y la repetición más o menos continuada de las acciones la repulsa y la alarma se disparan entre la población.
Los mensajes de WhatsApp corren como la pólvora, con supuestas descripciones del hombre y de su vehículo, e incluso algunos vecinos han colgado carteles por el distrito advirtiendo de que un agresor anda suelto.

 

-RESPUESTA POLICIAL
La operación CANDY, destinada a la detención del pederasta en serie y a la prevención de nuevos casos, dio comienzo a raíz de la agresión del 10 de abril.
La operación se coordina desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid (calle doctor Federico Rubio y Gali 55), aunque el peso de la investigación recae en la Brigada Provincial de Policía Judicial “la pringue”. Dentro de esta, el asunto lo lleva el Servicio de Atención a la Familia (SAF), donde están tanto el grupo de menores como los grupos dedicados a las agresiones sexuales.

cifuentes-policia-pederasta-ciudad-lineal--644x362
La Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, máxima responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Madrid, ha señalado que este asunto es la prioridad de la Policía y que se trata de un trabajo «muy lento» por la dificultad de las líneas de investigación. «Es lenta y laboriosa la tarea del visionado de cámaras ya que hay personas revisando fotograma a fotograma, tanto de grabaciones públicas como privadas, como de teléfonos móviles de vecinos», ha dicho.
Por otro lado, ha apuntado que hay muchas líneas de investigación abiertas «que siguen todas las pistas que han aportado los vecinos». «Es verdad que los vecinos quieren colaborar, y lo están haciendo, pero a veces por un exceso de información se abren muchas líneas de investigación que luego no conducen a nada», ha matizado.

Mpoliscalle

Una de las líneas de investigación es que todas las niñas hablan de un vehículo pequeño de color claro, aunque disienten en algunos detalles que encajarían con el modelo que la policía lleva rastreando desde hace meses, buscando uno a uno entre 78.000 vehículos. Sin resultados por el momento.
También se están revisando cientos de cámaras y fotogramas de establecimientos para tratar de localizar a algún sospechoso con las características del pederasta. Es como buscar una aguja en un pajar. El problema reside en que las cámaras de los establecimientos comerciales tienen prohibido por ley grabar en la vía pública. Además está la crónica desconfianza española a la instalación de cámaras de vigilancia en vía públicas. Si, somos proteccionista de nuestra intimidad y esta es una de las consecuencias. Es mucho más difícil coger a los malos.

Se ha dicho que la Policía ha destinado más de 125 agentes a la llamada Operación Candy (http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/06/20/madrid/1403287416_280587.html). Lo cierto es que la mayoría de estos no realizan tareas de investigación, son patrulleros y policías de los grupos de las comisaría de los Distritos implicados, a los que se les ha informado de las características del pederasta. Pero, ¿quién está investigando realmente?. Sin desmerecer al SAF, un grupo de excelentes profesionales en su campo (delitos de y contra menores, violencia de género y agresiones sexuales), parece que una investigación de esta repercusión y que preocupa enormemente a la ciudadanía debería estar acompañada de profesionales de otras áreas de investigación e incluso de organismos centrales policiales.
Es bien sabido en círculos policiales que cuando hay un asunto relevante, muchos de los mandos se frotan las manos en previsión de la futuras medallas rojas (con recompensa económica) que se darán cuando se resulta el asunto. Nadie quiere compartir la investigación, ni que otros metan las narices. Ni de otros cuerpos policiales, por supuesto, pero tampoco de otras unidades. Cuanta más gente, a menos se toca.
La Jefatura Superior de Policía de Madrid, y la Brigada Provincial de Policía Judicial que depende de la anterior, han tenido históricamente una relación difícil con las unidades centrales (Comisaría General de Policía Judicial), aunque todos pertenecen al Cuerpo Nacional de Policía. Cuestión de egos, supongo.  En todo caso, este caso merece que los mejores especialistas en crímenes complejos (homicidios y secuestros de la Brigada Provincial y de la Central) participen en la investigación, aún cuando la dirección de esta sea única y recaiga en el jefe del SAF, o en otra persona.

Por último señalar que, en mi opinión, el pederasta de Ciudad Lineal terminará siendo detenido, más tarde o más temprano. Y probablemente por sus propios errores y no por la investigación. Esperemos que el rastro de dolor que deje a su paso no sea mucho más extenso.

5 pensamientos en “Pederasta en serie aterroriza Madrid. Operación Candy

  1. “no existe el crimen perfecto. Todos los delincuentes cometen fallos, algunos más numerosos o graves y otros menos. ” jajaja Claro, no existen crimenes perfectos, solo malas investigaciones , como es el caso. .Este tipo puede estar tranquilo.

    • El tiempo dirá si hubo o no una buena investigación. El hecho de que no exista el crimen perfecto no significa que sea fácil coger al delincuente. A veces lo fallos cometidos por el o los criminales son garrafales, y otras es cuestión de suerte el que no le pillen o tarden más.

  2. Al final, como suponía, se cogió al criminal. Y debo decir que sí que fue por investigación, aunque también hay que decir que, como sugería, finalmente se creó un equipo conjunto en la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, integrado por gente de homicidios y del SAF (Servicio de Atención a la Familia). Tan sólo resta dar la enhorabuena a los investigadores, a los integrantes de la BPPJ de Madrid y, en general, a todo el Cuerpo Nacional de Policía por esta brillante investigación que ha quitado de nuestras calles a este indeseable.

  3. Hola Murkko. En primer lugar me gustaría felicitarte por tu blog. Llevo una semana devorándolo y no sólo me parece realmente interesante, sino que también creo que está muy bien escrito. Si me permites, me gustaría preguntarte un par de cosas:

    a) No sé si has leído un libro de David Simon (periodista y guionista de “The Wire”) llamado “Homicidio”. Si es así, podrías recomendarme algún libro que esté en la misma línea? Es decir, algo relacionado con asesinatos/asesinos en serie, etcétera pero que no sea ficción ni novela negra. Relatos/ensayo sobre el tema. Te suena un escritor alemán llamado Ferdinand Von Schirach? Parece que tiene dos libros un poco en esta línea. Si los conoces, qué te parecen?

    b) Soy abogado pero estoy especializado en una rama que dista bastante del derecho penal. Sin embargo, siempre me ha interesado mucho. Podrías recomendarme, si conoces, algún o algunos libros sobre criminología que sirvan como introducción y que te parezcan relevantes?

    Muchas gracias y perdón por el off-topic

    • Muchas gracias por tus amables comentarios. Lo cierto es que yo tampoco conozco muchos buenos libros relacionados con la materia. Aunque si estupendos documentales y series magnificas (como the Wire, the Shield, etc).

      Por si sirve de ayuda. El libro Mc Mafia es un interesante ensayo periodístico/reportaje sobre el crimen organizado global.

      La verdad es que estaría bien que algún que otro lector nos sugiriera libros interesantes.

      Un saludo y gracias de nuevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s