Los tres de West Memphis

West_Memphis_Three_Mugshot

Existen historias que han de ser contadas, hechos que deben ser conocidos y documentales que merecen ser vistos. Con la historia de “Los tres de West Memphis” y el documental “Paradise Lost” se demuestra una vez más que la realidad supera ampliamente a la ficción.

Sigue leyendo

Anuncios

Reconocimientos. La prueba imperfecta.

En un mundo perfecto no habría crímenes. En un mundo medianamente perfecto habría crímenes pero siempre se cogería y condenaría a los criminales porque existirían numerosas pruebas contra ellos. En el mundo imperfecto en el que nos ha tocado vivir desgraciadamente hay crímenes y no siempre se coge a los culpables. De hecho, cuando se captura a algún sospechoso, en numerosas ocasiones las pruebas con las que se cuentan son pocas y endebles. Los reconocimientos son habitualmente empleados como pruebas incriminatorias. Pruebas imperfectas para un mundo imperfecto.

Sigue leyendo

Jueces, Juzgados y Justicia

La Justicia es una de la Instituciones peor valoradas por los ciudadanos. De forma reiterada se la acusa de lenta, ineficaz, politizada, entre otros calificativos menos amables. Sus procedimientos son lentos, complicados y, en muchas ocasiones, difíciles de entender por los ciudadanos (¿cómo explicar una sentencia condenatoria a 500 años que se materializa en una prisión efectiva de apenas quince años?). Sigue leyendo

Seguimiento GPS en EE.UU.

El 23 de enero de 2012 el Triubal Supremo de Estados Unidos estableció que las autoridades policiales necesitarán una orden judicial (probable-cause warrant) para colocar un dispositivo GPS en el vehículo de un sospechoso y controlar de esta forma sus movimientos. Sigue leyendo

Embaucador de ley

Hay sujetos que es mejor que no se crucen en la vida de uno. En general, cualquier delincuente es mejor evitarlo, por si acaso. Pero existen algunos casos de individuos realmente tóxicos, dañinos y peligrosos. Entre estos, a mi juicio, se encuentra José Carlos Serna Sánchez de 58 años, estafador, secuestrador y abogado. Lo tiene todo la criatura. Alguien definió la profesión de abogado como ” aquel profesional del Derecho que rescata tus bienes de tus enemigos para luego quedárselos él”. Sería injusto generalizar, pero en el caso de José Carlos Serna posiblemente la definición se quede corta. A tal punto llega su capacidad de engaño y embaucación que fue capaz de fugarse dos veces de prisión engañando vía fax a los juzgados. Sigue leyendo