El secuestro de Anabel Segura. Final

Tenían un sospechoso claro, pero por el momento tan solo contaban con indicios que apuntaban a Emilio Muñoz. Nada concreto, faltaba confirmar las sospechas. ¿Qué hacer?, es en esos momentos de dificultad o incertidumbre cuando hay que dar un paso adelante y los buenos investigadores destacan. Sigue leyendo

Anuncios

El secuestro de Anabel Segura. Segunda parte.

A casa de la familia Segura fueron muchos videntes. Algunos auténticos sinvergüenzas, que veían la debilidad que había en la familia por la desaparición de la hija, y la explotaban. Y claro, el padre llamaba a los policías y les decía: “es que hay aquí uno que dice que sabe donde está, que ha tenido una visión…”  ¿Y que se le dice a esos padres desesperados?. Sigue leyendo