El falso detector de bombas

Jim McCormick

A principios del año 2000, el expolicía Jim McCormick decía haber creado en su granja de Somerset, Gran Bretaña, un detector de bombas revolucionario. Se trataba de un equipo de detección avanzado con una tarjeta en su interior programada para detectar el más pequeño rastro de explosivo, drogas, marfil e incluso plata. Según él era un sistema tan vanguardista que éste funcionaría a una distancia de mil metros, ya fuera bajo tierra, agua o en el aire. El detector era tan revolucionario, que los cuatro laboratorios que decía tener en Rumanía y Reino Unido, trabajaban en el más estricto secreto.

Sigue leyendo

Anuncios