La búsqueda del punto débil

Normalmente, los sospechosos, los detenidos y acusados de hechos delictivos más o menos graves se cierran en banda y niegan la mayor. Es decir, en muchas ocasiones, la declaración policial consiste en un mero trámite ya que los investigadores tratan de buscar pruebas más que suficientes, independientemente de lo que declare el detenido. La declaración en sede policial tiene un valor relativo y ha de ser ratificada posteriormente ante la autoridad judicial, bien en la fase de instrucción bien en el juicio oral. Sigue leyendo