Reconocimientos. La prueba imperfecta.

En un mundo perfecto no habría crímenes. En un mundo medianamente perfecto habría crímenes pero siempre se cogería y condenaría a los criminales porque existirían numerosas pruebas contra ellos. En el mundo imperfecto en el que nos ha tocado vivir desgraciadamente hay crímenes y no siempre se coge a los culpables. De hecho, cuando se captura a algún sospechoso, en numerosas ocasiones las pruebas con las que se cuentan son pocas y endebles. Los reconocimientos son habitualmente empleados como pruebas incriminatorias. Pruebas imperfectas para un mundo imperfecto.

Sigue leyendo

Anuncios